¿Cómo saber qué crema facial necesito? ¡Tomomi al rescate!

cómo saber qué crema facial necesito

¿Tú también te preguntas qué crema facial es la adecuada para tu tipo de piel? Cómo saber qué crema facial necesito es una duda que debes despejar cuanto antes si quieres cuidar correctamente tu rostro. No solo te ayudará a hidratar tu piel a la perfección sino que la crema facial se convertirá en tu gran aliada durante tu tratamiento facial diario. Suena genial, ¿verdad?

Antes de explicarte cómo lo hago yo déjame decirte que puedes llamarme Tomomi y si me dejas, me encantaría ser tu hada madrina y ayudarte a encontrar tu crema facial.

¿Sabes qué? Yo tengo la piel mixta, he sufrido brotes de acné, tengo tendencia a padecer rojeces, una zona T grasa y unas mejillas con tendencia a la sequedad cuando hace viento. Menudo lío, ¿no te parece? Todo ello me ha llevado a testear muchas cremas y mediante prueba y error (créeme, me he equivocado mucho) he encontrado mi crema coreana que me ha demostrado el verdadero potencial de una crema facial. Hoy quiero compartir contigo mis trucos para que encuentres qué crema facial necesitas. ¿Me acompañas?

La guía de Tomomi para saber qué crema facial necesito:

PASO 1: utiliza solo cosmética de confianza para tu piel

El primer paso para saber qué crema facial necesitas es elegir siempre marcas de cosmética de confianza para tu piel. Exige siempre cremas faciales que contengan ingredientes activos de calidad, que sean seguros para tu piel y que estén dermatológicamente testados. ¡Con tu piel no te la juegues! Exige siempre lo mejor.

PASO 2: crema facial específica para tu tipo de piel

La piel nunca es sencilla. ¡Ojalá lo fuera! Pero como mi propósito es aportar un poco de luz a tu rutina facial, te aconsejo que elijas tu crema facial según tu tipo de piel. ¿No sabes cuál es? Entonces pásate por mi test para saber qué tipo de piel tienes.

¿Sabías que…? Elegir una crema específica según tu tipo de piel: seca, normal, mixta o grasa, te ayudará a aportar el nivel de hidratación óptima que necesita tu piel. Y, además, no solo lo hará durante tu rutina facial (ya sea por la mañana o noche) sino que te ayudará a que perdure la hidratación en tu piel durante todo el día.

¡Ten cuidado! La pérdida de hidratación es más común de lo que crees. Por eso, elegir una crema adecuada según tu tipo de piel es fundamental. Asegúrate siempre de hidratar tu piel, ¡existen también cremas hidratantes maravillosas para piel grasa!

Dime tu tipo de piel y te diré qué crema facial necesitas:

💙 Si tu piel es seca:

Busca una crema facial que te aporte una dosis extra de hidratación y te ayude a contrarrestar la tendencia natural de tu piel a la pérdida rápida de hidratación.

💙 Si tu piel es normal:

Lo tuyo es una crema facial balanceada que te aporte la dosis justa de hidratación para ayudarte a mantenerla durante todo el día sin que aparezcan brillos.

💙 Si tu piel es mixta:

Tu crema facial debe ayudarte a controlar las dos zonas de tu rostro. Por un lado, controlar el sebo de tu zona T grasa y por otro, hidratar las zonas propensas a la sequedad.

💙 Si tu piel es grasa:

Tu crema facial debe garantizarte una óptima hidratación y a su vez, ayudarte a controlar al milímetro el exceso de sebo y los brillos. ¡No lo olvides, la piel grasa también necesita su dosis de hidratación!

PASO 3: crema facial que te ayude en tus tratamientos faciales

Ahora que ya has encontrado el grupo de cremas faciales adecuadas para tu tipo de piel que te aportarán el nivel de hidratación que necesitas, ¿cómo elegir una crema de todo el grupo?

Como te comentaba antes, la piel nunca es sencilla. Así que después de encontrar la hidratación que necesitas estoy segura que también buscas conseguir unos objetivos cosméticos específicos: minimizar manchas, arrugas, tratar el acné, calmar tu piel sensible…

Mi consejo es que una vez sepas que una crema facial es apta para tu tipo de piel y te aportará la hidratación que necesitas, vayas un paso más allá y seas ambiciosa con tus tratamientos faciales. Existen cremas faciales para combatir y prevenir múltiples imperfecciones: aportar luminosidad, minimizar manchas, prevenir y tratar el acné, prevenir los signos del envejecimiento, calmar la piel sensible, etc.

👘 TOMOMI consejo:

Elige un par o tres de problemáticas a tratar. Cuanto más específica seas, más sencillo te resultará encontrar un tratamiento específico para tratar tu problemática y más efectivo y fácil de solucionar será.

PASO 4: la letra pequeña importa. ¡No la subestimes!

Fíjate en todas las etiquetas de la crema y en su información extra. ¿No sabes a qué me refiero? ¡Te lo explico!

🔎 ¿Sabías que…? En el mercado existen múltiples etiquetas y certificados para los productos de cosmética que pueden ayudarte a decidirte por una crema facial u otra:

  • Ecocert: es un certificado europeo que garantiza un estándar ecológico y de bajo impacto medioambiental en los cosméticos (desde su producción, obtención como manufacturación).
  • Vegano: sin productos derivados de procedencia animal.
  • Cruelty free: sin crueldad animal.
  • Libre de parabenos, siliconas e ingredientes químicos.
  • Sin fragancias artificiales ni colorantes: especialmente importante si tu piel es sensible o hipersensible.

Tómate unos minutos para analizar este aspecto cuando elijas una crema facial. Todas estas etiquetas importan.

No solo para tu piel sino porque la cosmética que utilices es una representación de cómo ves el mundo y cómo deseas que sea. Recuerda que toda acción tiene su impacto en el mundo donde vivimos.

Ahora que conoces los pasos para saber qué crema facial necesitas, ¿te ayudo a encontrar tu crema facial?

¿Sabes qué voy a decirte, verdad? ¡Ha llegado el momento de lanzarse! Ahora es cuando pasas a la acción, encuentras tu crema facial y te enamoras de ella.

Yo recomiendo por la web muchísimas cremas faciales coreanas y si te lo estás preguntando, ¿te explico por qué una española está tan obsesionada con las cremas hidratantes coreanas?

  • Porque el primer paso, el tema de la calidad de ingredientes activos está cubierto con ellas. No sé si te has pasado por mis recomendaciones pero siempre investigo minuciosamente sobre las marcas, sus ingredientes activos y te explico toda su letra pequeña.
  • Todas las cremas coreanas que recomiendo son de rápida absorción. Esto significa que después puedes maquillarte y que no te aparecerán brillos ni la dichosa sensación «grasa» en la piel (por experiencia te digo que esta es una característica muy de la cosmética coreana y japonesa).
  • Respecto al tema de etiquetas y certificados las cremas coreanas son las reinas. Como la cosmética coreana es un mercado tan competitivo deben ser muy estricto con sus controles de calidad. Por eso, siempre en mis recomendaciones verás que detallo y especifico toda la información: si es vegana, ecocert, cruelty free, sin fragancias, parabenos, etc.

Todo listo, ¿verdad? Vamos a ello, pásate por mi página sobre cremas coreanas donde te hablo y analizo mis favoritas para que encuentres la tuya. ¡Vamos!

Cremas coreanas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.